¿Qué ocurre durante los primeros meses, y el primer año y después?

BY Terapias Obesidad IN , , , , ,

Sistema Aspire o Método Aspire ¿cómo funciona?
Cada paciente es un mundo y por lo tanto la experiencia, las etapas por las que se pasará y el resultado en términos de pérdida de peso depende de cada paciente. Sin embargo, la experiencia que tenemos hasta la fecha con los pacientes tratados con esta técnica nos ha servido para extraer una serie de conclusiones comunes en general a todos ellos.



1).- Pérdida de peso importante durante el primer mes:

Esto es habitual no sólo con esta opción para tratar la obesidad sino en general para casi todos los tratamientos destinados a combatir esta enfermedad. Lo más habitual es que durante el primer mes se pierda peso con gran rapidez con un ritmo superior a lo que está previsto en siguientes etapas del tratamiento (entre medio kilo y 1 kilo por semana).

El primer mes básicamente tiene como objetivo que el paciente se acostumbre al dispositivo y a la dinámica de funcionamiento del mismo y se consiga una pérdida de peso inicial lo suficientemente representativa como para motivar al paciente a seguir con el tratamiento y a empezar a cambiar sus hábitos alimenticios y de estilo de vida.


2).- Primer y Segundo Trimestre:

Siempre y cuando se hayan seguido las indicaciones por parte del equipo médico con respecto a las aspiraciones a realizar y se haya realizado el seguimiento médico correspondiente*, la persona con obesidad habrá adquirido e incorporado en su rutina diaria el sistema y habrá perdido en torno al 40% aprox del exceso de peso.

Durante este periodo el paciente deberá  interiorizar los consejos e indicaciones que nuestro equipo médico le haya dado en cuanto a conducta alimentaria y cambios en el estilo de vida.

*El seguimiento médico además de valorar la evolución de pérdida de peso, la modificación de la conducta alimentaria, etc.. tiene como finalidad controlar que el estado general de salud del paciente sea óptimo. Por ejemplo se realizan análisis de sangre para verificar que los valores en sangre son correctos y se mantienen dentro de unos límites saludables.


3).-6 meses-Primer Año:

A partir del sexto mes, es probable que el peso corporal sea claramente menor que el que se tenía de inicio. Esto implica que la pérdida de peso a partir de este mes sea más lenta y por ello es necesario que para seguir perdiendo peso se sigan realizando las aspiraciones con regularidad. Por otro lado llegados a este punto y con varios kilos de menos, es mucho más sencillo cambiar a un estilo de vida y alimentación más sano, ya que al estar más delgados todo se hace más sencillo (practicar ejercicio, ser más activos, comer mejor, etc..)


4).- A partir del Primer Año.

Llegados a este punto y una vez se haya obtenido el peso deseado habrá que ver hasta qué punto está el paciente preparado o no para dejar el sistema.¿Por qué?

Porque mientras algunos pacientes habrán sido capaces de introducir cambios en su estilo de vida y conducta alimentaria que les permitirán no recaer en la obesidad, puede darse el caso de que otros pacientes no hayan interiorizado del todo estos cambios y al quitar el sistema vuelvan a ganar peso.

Para evitar que esto ocurra antes de quitar el sistema el equipo médico valorará en qué estado se encuentra cada paciente y si no está claro que haya transcurrido el tiempo suficiente y se hayan dado las condiciones necesarias para que el paciente haya interiorizado esos cambios, es más aconsejable seguir con el tratamiento (limitando el número de aspiraciones y/o la frecuencia de las aspiraciones) hasta que este fin último - el del cambio de hábitos alimenticios y estilo de vida- se consiga.

Por ejemplo algo habitual es dejar el sistema pero indicarle al paciente que interrumpa las aspiraciones durante tres meses, de modo que se pueda valorar objetivamente si el paciente conseguirá mantener esa pérdida de peso por sí mismo una vez retirado el sistema.

Por contra si se ha conseguido la pérdida de peso y se han incorporado hábitos saludables, puede retirarse el sistema con un procedimiento por vía endoscópica sencillo similar al de la colocación.

No debemos olvidar que el objetivo de este sistema es ayudar al paciente a conseguir el cambio de hábitos alimenticios y estilo de vida que requiere un peso saludable, es decir, si bien cabría la posibilidad de que alguien decidiese dejar el sistema de por vida o a largo plazo, este no es ni mucho menos el objetivo que persigue esta opción para combatir la obesidad.